MANDO ÚNICO POLICIAL – Cuarta parte – CAFÉ VIRTUAL – Por: Jorge Aguayo –

MANDO ÚNICO POLICIAL

Cuarta parte

CAFÉ VIRTUAL

Saludos estimados lectores. Parte de este argumento se sustenta en que la finalidad de la policía de investigación consiste en recolectar, interpretar, analizar y evaluar información útil para el cumplimiento de las funciones ministeriales, por lo cual debe realizar las diligencias necesarias para el esclarecimiento de los hechos que se investigan, analizan o estudian; por tanto debe practicar las diligencias técnicas para comprobar científicamente los hechos objeto de investigación; obtener información y practicar las pruebas necesarias para identificar plenamente a los autores o partícipes de hechos punibles.

Así, se puede definir que la actividad de la policía de investigación es esclarecer hechos delictivos. Lo anterior se puede lograr mediante la recolección de información, producto de la propia función, pero que tendrá que sustentarse y convalidarse con la labor científica de los servicios periciales.

Ahora bien, es notoria la diferencia entre los dos tipos de policía, entonces ¿por qué pensar en la unificación, si las labores están perfectamente bien definidas? Incluso los diversos procesos de reforma policial que se efectuaron hace más de una década, por ejemplo en América Central, intentaron:

-Separar las fuerzas policiales y las fuerzas de seguridad, y delinear claramente las funciones y la jurisdicción de cada una de ellas en una sociedad democrática;

-Someter el funcionamiento de la policía a un sistema de controles internos y normas, para evitar detenciones arbitrarias de personas, el abuso de detenidos o sospechosos, el uso excesivo de la fuerza y la actividad extrajudicial de la policía;

-Fortalecer la capacidad de investigación de la policía, particularmente de las unidades de detectives, reduciendo de ese modo la probabilidad de que la policía recurra a medidas coercitivas o a la confesión forzada para resolver delitos; y

-Reducir y controlar la corrupción policial.

Si bien en otras latitudes del mundo, han logrado transformar el desempeño policial, se han efectuado cambios hacia una policía más sagaz, de acuerdo a Waller, quien afirma que hoy “en sus patrullas tienen computadoras portátiles y otros aparatos de comunicación como celulares y radios. Van armados con pistolas y Tasers -pistolas que dan toques eléctricos-. Les gustan los lemas como -“proteger y servir”-, quizá la SSPF debería de ser menos obvia con su lema, -el cual es el título de un libro-, y hacer discursos acerca de las bondades del trabajo con la comunidad (…y más aún hoy) muchos padres que querían que sus hijos estudiaran para ser abogados, ahora prefieren que sean oficiales de policía, a los que ven como ciudadanos rectos y confiables. En cambio, la imagen de los abogados no es muy buena estos días”. Como se puede apreciar, la referencia que realiza Waller se aleja de manera abismal de la percepción y concepción que hoy se tiene de la

policía en nuestro país, y parece más una utopía.

Pero a pesar de la referencia, el autor citado señala que pareciera un axioma creíble que entre más policías existan, se detendrá la delincuencia. Sin embargo, establece que no se cuestiona “si de hecho, más policías previenen la delincuencia”. La respuesta que brinda de manera general es: No. A tal efecto, relata que en Estados Unidos el Consejo Nacional de Investigación “revisó los estudios de la relación entre el número de oficiales y los niveles de criminalidad, para concluir que la mayoría de las investigaciones muestran que el aumento de policías no disminuye el delito”. Por lo cual Waller sugiere que la efectividad de las acciones policiales está en relación directa con el modelo que se adopte para “combatir” el delito. A esto le llama “policía inteligente”, la cual “en resumen, más no es mejor, pero más sagaz sí lo es”. Entonces, ¿cuál es el modelo policial a adoptar por parte de la policía mexicana para ser realmente efectiva?

D) PROBLEMÁTICA JURÍDICA A RESOLVER

La propuesta de la CONAGO por supuesto que no está exenta de las críticas. Quizá los primeros afectados son los propios municipios, por lo cual la Asociación de Autoridades Locales de México, el 4 de junio de 2010, emitió un comunicado donde señalan que “la seguridad pública no es un asunto exclusivo y de responsabilidad únicamente del gobierno federal y de los estados, ya que los municipios son un actor importante para una efectiva ejecución de nuevas políticas

Públicas (…y que será) el Congreso de la Unión será quien deberá aprobar las reformas constitucionales para adecuar nuestro marco normativo”.

En este contexto, la propuesta tendrá que superar como principales escollos, los siguientes:

1. La fragilidad de la autonomía de los municipios. Esta constituye uno de los elementos fundamentales que rigen el sistema federalista del país. Por tanto, se tendrá que realizar un nuevo cambio en la Constitución Política del país, algo en lo cual los legisladores son expertos, pues en menos de un siglo han realizado poco más de 500 modificaciones a la misma; pero, igual suerte tienen que correr las Constituciones Estatales, con lo cual se tendrá que abrogar o derogar todos los Bandos de Policía y Buen Gobierno de los aproximadamente 2,441 municipios que existen en el país. Entonces el escollo jurídico se salva fácilmente pues nuestro legisladores son verdaderos expertos en cambios “fast track” de leyes.

2. Si bajo la nueva LGSNSP los policías municipales no cumplen con los requisitos establecidos ¿serán dados de baja? Y conforme al nuevo marco jurídico no podrán ser reinstalados ¿qué pasará con ellos? La razón es que se argumenta que tienen nexos con la delincuencia organizada y al quedar desempleados de manera formal será más fácil pasarse del lado contrario o bien se les dará alguna alternativa laboral.

3. Bajo la propuesta las policías estatales serán las responsables de la seguridad pública en cada entidad. Pero, ¿son inmunes a la delincuencia

organizada? ¿Cómo lograr que no se infiltren los delincuentes en las corporaciones?

4. Si la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF) elaboró un diagnóstico para realizar tal petición ¿cuáles son los argumentos teóricos y prácticos que les llevó a elaborar el planteamiento de desaparición de las mismas?

De verdad el Investigador del INACIPE, Martín Barrón Cruz, nos brinda un excelente panorama de la problemática existente y sobre todo, lo que enfrentara la iniciativa Presidencial para instituir el Mando Único Policial en las entidades Federativas, sobre todo, porque la propuesta de la CONAGO y de la SSPF, parte de la premisa de que las policías municipales son extremadamente corruptas y por tanto hay que desaparecerlas, jajaja, ¿cómo es imposible hacer un cambio verdadero en las policías, entonces la solución más sencilla es eliminarlas?, pero esto lo veremos en nuestra próxima columna, hasta la próxima mis amigos, nos seguiremos viendo.

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "MANDO ÚNICO POLICIAL – Cuarta parte – CAFÉ VIRTUAL – Por: Jorge Aguayo –"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*