¿Y la defensa comunitaria contra la banca templaria? – por Luis Octavio Cotero Bernal –

¿Y la defensa comunitaria contra la banca templaria?

Es innegable la religiosidad de los banqueros mexicanos que hasta el 12 de diciembre que cae entre semana no hay actividad bancaria en este país, ¡qué bonito! ¿Verdad? quién sabe cuánto ganarán de indulgencias para que el Creador algún día les perdone la voracidad desmedida y la impunidad terrenal con que atracan a este pueblo que con la complacencia del gobierno sufre el linchamiento bancario y ahora hasta en su salario.

Anuncia el gobierno federal que en Michoacán habrán de someter cueste lo que cueste a todos aquellos que integran las autodefensas que dicen haberse organizado contra el crimen, será acaso que toda la sociedad mexicana también estamos apercibidos por el gobierno que ni los diputados, ni senadores, ni gobernadores, ni presidentes burricipales; líderes sociales, sindicales, clericales, etc. etc. todos testigos de cómo la delincuencia común campea por todo el territorio nacional y aparece violentando el derecho que con las denuncias anónimas según los comerciales todos los días se abate a la delincuencia organizada y a los más organizados de la banca cuándo y quién los va a tocar que ya también ahí vienen los petroleros del norte a extraer y refinar el petróleo de todos los mexicanos que es un tema muy aparte.

Será que el sistema de gobierno está agotado, o que el pueblo mexicano está castrado o seguimos sometidos a un Dios todo poderoso, castigador, que nos impondrá en esta vida y en la otra las peores penas por tan siquiera pensar en revelarnos en contra de los poderosos que tan piadosamente socorren a la iglesia y que al pueblo le mete y le entromete por todos los medios a su alcance la necesidad del uso de la banca mediante los distintos sistemas crediticios como el de la tarjeta de crédito que sin pedirla muchas de las veces nos apareció en el domicilio por debajo de la puerta y hoy que los apátridas ministros que integran la cortesana justicia de la nación al poder económico de este país y ahora la más sutil de las tarjetas, la de débito mediante la cual se paga la nómina y que ante la inseguridad pública parecía un buen instrumento de defensa del delincuente común, pero caímos en las garras del de cuello

blanco, bancario ya que cuando el patrón nos da de baja de su fuente de trabajo se cancela la cuenta de la nómina y se sustituye por una de ahorro que si no se mantiene un mínimo promedio mensual la banca en automático nos estará descontando de los fondos que tengamos “x” cantidad de pesos por el manejo de la cuenta.

Será mejor creer en un Dios piadoso, generoso y valiente, digno y revolucionario que nos haga y muy en particular al gremio de los abogados y a los costosísimos diputados federales que nos levantemos con las armas de la razón y la inteligencia a combatir este estado colonizador a que nos ha llevado la diarrea reformativa del Congreso de la Unión y la injusticia jurisdiccional.

 

Mtro. Luis Octavio Cotero Bernal

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "¿Y la defensa comunitaria contra la banca templaria? – por Luis Octavio Cotero Bernal –"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*