Y si en lugar de llorar ¿actuáramos? – por Octavios Cotero Bernal –

 

Sino es el 100%, lo es el 99% del foro de abogados de Jalisco todos los días nos quejamos de la descalificada, dolosa y cobarde justicia federal; en particular, en este circuito que se ha calificado a nivel nacional como el más inquisidor de todos.

Y lo digo porque vivo en el medio y convivo con un gran número de mis compañeros postulantes que nos quejamos porque por todo y por nada, cuando bien nos va nos mandan a aclarar las demandas de amparo, porque también con toda facilidad encuentran las causales de improcedencia que de por sí la ley ya les ordena que las busquen y de encontrarlas, desde luego desechen las demandas.

Pero lo más lamentable es cómo al gobernado se le requiere por todo y por nada hasta probar hechos negativos que resultan imposibles generalmente y no digamos en tratándose de cuestiones penales donde Magistrados y Jueces que convencidos de que nunca serán sancionados por el Consejo de la Caricatura (Judicatura) por condenar y por negar amparos que jamás se ha visto en la historia de la justicia mexicana como fue el caso del presunto culpable que no se ha sabido si los Magistrados o Jueces que si fueron del fuero común es lo mismo en lo federal, jamás se les ha castigado por acabar con la dignidad; lo más valioso del hombre,  la libertad como sucede todos los días, no obstante de que saben y les consta que en este país no se investiga ni se buscan pruebas y se hacen delitos y delincuentes que compurgan penas que llevaron a Michoacán a tanto resentido a organizarse y auto defenderse tanto de los delincuentes comunes como los de cuello blanco que supuestamente ministran justicia y no es posible que nosotros los postulantes mantengamos una actitud tan pusilánime y tan indigna que no nos atrevamos a denunciar unidos tan grave situación que pareciera que solamente defendemos la religión y los contratos de libre  convivencia sin que tampoco sea malo, pero el ser superior requiere nuestra actitud responsable y decorosa.

Y no hablemos de procesos penales federales donde los jueces de distrito de este circuito en la materia  el 99% de ellos además de ser inquisidores y cobardes para desempeñar el cargo que ostentan y que nadie les obligó a que lo aceptaran, jamás conocen a los justiciables que procesan y sentencian porque nunca asisten a las prácticas al centro penitenciario federal donde se encuentran los procesados y desde luego que no lo hacen contraviniendo la ley y con el consentimiento doloso e indebido del Consejo de la Caricatura Federal que sino están enterados vayan a los registros de dicho centro penitenciario para que verifiquen que jamás acuden al desahogo de las audiencias no obstante que en las actuaciones así lo asienta el secretario comisionado para su desahogo y que los litigantes lo consentimos so pretexto de evitarle represalias en el proceso a nuestro defenso. Ya basta compañeros! los colmino a que nos unamos a someter a ese costoso y lesivo aparato judicial federal que sólo protege a las autoridades responsables y desampara al gobernado.

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "Y si en lugar de llorar ¿actuáramos? – por Octavios Cotero Bernal –"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*