EL HILO NEGRO Y EL PRESIDENTE DE LA CORTE.

EL HILO NEGRO Y EL PRESIDENTE DE LA CORTE.

En la inauguración de la décima segunda asamblea general ordinaria, de la asociación mexicana de impartidores de justicia, celebrada en Campeche, lugar paradisíaco para vacacionar, por su belleza y riqueza natural de que está dotado ese esplendido espacio de nuestro país, en un extremo de la república, de un costoso gasto para el traslado de lugares tan distantes como el norte, noreste y hasta el occidente del país, que además del recurso económico la ausencia de juzgadores de todas las materias y fueros, a lo que se suma tanto dispendio de tiempo y recursos humanos y materiales del Poder Judicial de la Federación, pues si no lo sabía usted amigo lector, estos costosísimos juzgadores desde ministros hasta jueces de distrito, la semana del once al quince de septiembre y los días del once, doce y trece de octubre, impune e irresponsablemente y por la arbitrariedad impune del Consejo de la Judicatura Federal, que por disposición Constitucional expresa las resoluciones de ese organismo son inatacables por absurdas, aberrantes e indebidas que lo sean, a lo anterior se agregaron otros días más en esa mentada asamblea general ordinaria de la asociación mexicana de impartidores de justicia.

En la mentada décima segunda asamblea a que me he referido, en lo sustancial de su discurso, dijo el presidente de la corte que se descarta tregua a la impunidad y que la corrupción será castigada, “ya que sostiene que tolerar la corrupción es ir en contra de la naturaleza de la impartición de justicia; es propiciar lo destrucción de todo el sistema de justicia; es perder la credibilidad de nuestra institución que tiene como finalidad inalterable la defensa de los derechos y la protección de los gobernados frente a la arbitrariedad”, también dijo que su función o que la función de los juzgadores cumplen juzgando frente a la sociedad conforme a los derechos reconocidos por la Constitución y esa labor no van ni pueden abandonarla por cualquier crítica, pero lo más sabio dijo que la corrupción será castigada, fíjese amigo lector la genialidad de tan encumbrado profesional del derecho, en lo más excelso de la justicia mexicana, reconociendo tácitamente que antes no se ha castigado lo que es increíblemente inaudito, que un profesional del derecho con semejante investidura haga tales afirmaciones como si fuera el verdugo de los gobernados el poder judicial y no el órgano encargado de cumplir y hacer cumplir la constitución y las leyes secundarias al margen del resultado que dé el debido proceso.

Me parece que de verborrea esta la sociedad cansada y ofendida ante la falta de resultados de todos aquellos que tenemos el honor de ocupar un espacio en el servicio público por lo que considero que será mejor dar resultados que justificaciones banales por demás evidentes, pues fíjese amigo lector, que tengo un poquito más de cuarenta años en el ejercicio de la profesión de la abogacía y solamente he visto un ridículo juicio político que duro más de un año su gestación y que después del desafuero decretado por el Congreso de la Unión el Procurador General de la República, sin el menor respeto al pueblo y al derecho se desistió de la causa penal intentada en contra de ese político que tiene como siglas su nombre AMLO.

 MTRO. LUIS OCTAVIO COTERO BERNAL.

locb15@hotmail.com

Acerca del autor

Jorge Vargas

El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "EL HILO NEGRO Y EL PRESIDENTE DE LA CORTE."

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*