Los candidatos independientes

Los candidatos independientes

Los mexicanos nos hemos dado la posibilidad de terminar con el partidismo, a quienes se les reprocha  y señala con índice de fuego, como los instrumentos de las mafias de las políticas en nuestro país.

En mi modesta opinión, me parece que es un gran paso de nuestro país, el contar con una medida que igualmente  parece democratizante, tanto para la sociedad, como para la vida interna de los propios partidos, en donde se tendrá que dar apertura a cualquier militante de estos y a cualquier integrante de la sociedad que tenga el interés de ser candidato a algún puesto de elección popular.

 Ante los contextos legal y electoral que ahora nos rigen, los cuales le abren la posibilidad a cualquier ciudadano de aspirar a un cargo público de elección popular, se tendrán que realizar propuestas objetivas, viables y posibles, de acuerdo al contexto social y económico de cada una de las regiones y circunstancias que se den en los tres niveles de gobiernos en aquellas entidades como la nuestra, donde la elección  constitucional será para elegir presidente de la república, senadores, diputados federales, gobernadores de los estados, diputados locales y presidentes municipales con sus respectivos regidores, lo que hace posible que el más modesto militante de un partido y el ciudadano de cualquier comunidad municipal, distrital, estatal o nacional, pueda aspirar  a un honroso cargo, como lo debe ser el cargo de elección popular, que será hoy por hoy y en las próximas elecciones, un legítimo éxito para quien obtenga la mayoría en el espacio electoral en que compita, confiando desde luego en la pulcritud y honestidad del próximo proceso electoral.

Se llegó el momento para todo aquel ciudadano, hombre o mujer; joven, adulto y por qué no, los adultos mayores, quienes deben contar con la experiencia suficiente, los conocimientos y capacidad, acorde a las circunstancias por las que este país transita, en tiempos en que se requieren hombres y mujeres con un auténtico espíritu de patriota y una entrega de cuerpo y alma, forrados de honestidad, de entrega y de disposición en todo el contexto de la función a la que se aspira, sin ningún otro interés que el bien de la nación desde cualquier espacio en que vayan a servir.

Así pues, la sociedad tendremos la responsabilidad ineludible, tanto desde la militancia de los partidos, como desde los distintos sectores de la sociedad, de acudir a sufragar el día de la elección en la misma condición que pedimos, deban guardar los candidatos y emitamos nuestro sufragio, también pensando al margen de nuestro interés, de simpatía o de filiación, mas optando o decidiendo, por quien sea la mejor opción para desempeñar ese cargo en el que se expresará la voluntad del pueblo, como dogmáticamente lo tenemos establecido en nuestra carta magna, sobre todo cuando decimos con voz en cuello que el pueblo es el gobierno y se lo encargamos a nuestros conciudadanos, mediante estas formas de expresar la voluntad popular en el ejercicio de nuestro derecho.

Hoy a los abogados se nos abren posibilidades para que con nuestra participación, también busquemos muy en particular a aquellos ciudadanos que nos generen normas claras, justas, ágiles, oportunas, posibles y útiles, acordes a las circunstancias del tiempo y el lugar.

 

Mtro. Luis Octavio Cotero Bernal

locb15@hotmail.com

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "Los candidatos independientes"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*