TLC Y LOS ABOGADOS.

            Una vez más, el país nos demanda al foro de abogados que pongamos tan siquiera atención en el tema del Tratado de Libre Comercio, que en este momento está renegociándose por los países participantes, donde ya desde luego, Estados Unidos, está pretendiendo borrar el capítulo diecinueve, del que los abogados de este país, me atrevo a asegurar con mucha pena, que ni siquiera tenemos idea de su contenido, pero es fundamental que este capítulo prevalezca, ya que en éste se fijan las reglas para dirimir en Tribunales o Paneles Binacionales e independientes temas antiduping y compensatorios, a lo cual Canadá ya se opuso enérgicamente al grado de salirse del tratado.

                                   Me parece que el foro de abogados de Jalisco, debería salir de los temas domésticos que en voces bajo la mesa se quejan de actos de corrupción de las autoridades locales y federales, se celebran actos académicos suntuosos con conferencias dizque magistrales, que muchas de las veces resultan ser pifias muy distantes de lo magistral, se duelen de sentencias, que a su juicios son contradictorias al contenido de los procesos, de aseguramientos injustificados a su juicio de bienes inmuebles, de violaciones procesales, a tal extremo de asegurar que no se cumple con el mandato constitucional de una justicia pronta, expedita y gratuita, etcétera, etcétera.

                                   En la Ciudad de México, antes Distrito Federal, en Monterrey, en Guadalajara, se han asentado despachos jurídicos internacionales para gestionar las cuestiones vinculadas al Tratado de Libre Comercio, consintiéndose por el foro de abogados local y nacional, que el trabajo profesional que legítimamente los abogados mexicanos debiéramos realizar, perdiendo así oportunidades profesionales altamente decorosas tanto en lo intelectual como en lo económico y donde nos deberíamos estar manifestando en este momento de renegociación del Tratado, exigiendo el respeto tanto a la soberanía nacional como a nuestro ejercicio profesional, fijándose reglas puntuales en las que el profesionista extranjero quiera participar, este debidamente registrado, identificado y regulado en su ejercicio por la legislación mexicana, como así sucede en Estados Unidos y en Canadá.

                                   Es urgente que levantemos las miras a ese contexto internacional y para lo cual se requiere que los abogados de este país y los del estado dejemos de lado los intereses personales o de grupo y además de ir en defensa del interés de la nación vayamos por el interés de nuestro gremio y recuperemos el estatus y que las leyes nacionales nos han dado y exijamos de manera organizada, porque solamente así seremos atendidos por las autoridades y la sociedad que por la pulverización que tiene nuestro gremio poco o nada se atiende de los reclamos que de manera individual se hacen, pues retoma urgencia la urgente necesidad de establecer la colegiación necesaria para el ejercicio profesional que garantice un servicio eficiente y adecuado al usuario, una certeza jurídica en el desempeño de los encargados de la procuración y administración de la justicia y por sobre todo el respeto y lealtad entre el propio gremio de los abogados.

                                   Compañeros abogados y académicos universitarios vamos viendo más allá de nuestras fronteras, urge.

                                   MTRO. LUIS OCTAVIO COTERO BERNAL.

                                   locb15@hotmail.com

Acerca del autor

Jorge Vargas

El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "TLC Y LOS ABOGADOS."

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*