LEGÍTIMA DEFENSA, NO ES UN REGALO

Legítima defensa, no es un regalo

 

Resulta que nuestros excelsos diputados federales ya descubrieron la legítima defensa y la llevaron al Código Penal Federal como un gran logro para los mexicanos, por los siglos de los siglos y en nuestros códigos,  se ha contemplado la legítima defensa; sin embargo, hoy los medios con gran estruendo en todos los sistemas de comunicación, anuncian que ya se instituyó en nuestro país la legítima defensa.

            La legítima defensa para quien tiene más de un dedo de inteligencia, está contemplada en nuestra constitución y en particular, de manera intrínseca en su articulado,  la vigente desde 1917 y me parece que hasta el más iletrado, puede advertir de la simple lectura de la constitución, que todo individuo tiene derecho a un debido proceso y eso desde luego que es una legítima defensa, contenida en nuestro máxima ley nacional, que es uno de los principios que este documento ampara,  lo que lo ha llevado a trascender las fronteras y ser considerado como un máximo código social que los mexicanos nos hemos dado, muy al margen, desde luego, del compromiso de la Suprema Corte, que no obstante que todos los días lo presume, todos los días también, hay quien se duele de  su violación y más aún, de que no se cumpla ni se haga cumplir.

            El actual texto que se anexó al Código Penal Federal, relativo a la legítima defensa, además de que le hace falta más contenido y precisión, en la legislación penal jalisciense, desde 1936, ya se establecía que quien sorprendiera a un individuo, introduciéndose a su domicilio horadando las paredes y en defensa de su hogar, le disparara y causara la muerte, era un acto de legítima defensa que le exoneraba de toda responsabilidad penal.

            Así pues, parecería que nuestro Congreso de la Unión está descubriendo el hilo negro, pero no importa, ojalá y sigan estudiando nuestra problemática social y adecúen urgentemente las leyes, de manera tal, que nos permitan realmente un digno medio de convivencia entre quienes habitamos el territorio nacional, pues es por demás necesario que lo atiendan y como en ocasiones anteriores habíamos comentado, es importante el tema de la reglamentación de los medios de comunicación como lo viene a ser  “internet…”.

            Es lamentable escuchar debajo de los escritorios, en particular de los abogados, cómo nos dolemos de procesos dilatorios que atentan contra la justicia y donde abogados pillos, inmorales, entre otros, como Teobaldo Sandoval Osuna, quien con toda impunidad se jacta de su perversidad para ser nugatorios los derechos de sus contrapartes en los diversos juicios que patrocina, no obstante de contar con denuncias penales federales en su contra y que si usted amigo lector tiene interés de conocer de algunos otros nombres, al final le dejo mi correo electrónico para que así me lo haga saber y se los exhibo.

            Así como distintos sectores de la sociedad se manifiestan,  reclamando sus derechos y logrando la creación de instituciones inexistentes, es urgente que también  los abogados hagamos lo propio.

 

Mtro. Luis Octavio Cotero Bernal

Locb15@hotmail.com

 

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "LEGÍTIMA DEFENSA, NO ES UN REGALO"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*