El que debe paga

El que debe paga

Aplauso cerrado al Congreso de la Unión por haber instituido un nuevo delito en el Código Penal Federal, que cometen aquellos que mediante los distintos medios de comunicación, a cualquier hora y cualquier día, acosan, amenazan y amedrentan a los deudores, en particular los de la banca, pues son de quienes a nivel nacional se han servido de estos medios y personas, quienes muy alejados de la moral y el derecho, han agredido moral y emocionalmente a la sociedad mexicana, la que muchas ocasiones ha sido víctima de la voracidad de la banca y de los comercios que se dedican a vender a crédito, negociaciones que generalmente le imponen a los artículos, precios hasta tres veces mayor al de su valor, objetos que terminarán adquiriendo quienes no pueden comprar de contado.

            Como ya lo dije, aplauso cerrado, pero señores legisladores, también les queda un pendiente muy urgente, porque así como se dan esas cuestiones de los acreedores, hay por igual muchos pillos que a la sombra de los vericuetos de la ley, han dejado de cumplir la obligación que voluntaria y espontáneamente, la que en muchas ocasiones ante fedatario público, aceptaron y que hay que reconocer como parte del gremio de los abogados, que hay personas que viven de la incitación al no pago y de los recursos legaloides, pues prolongan hasta por décadas los juicios crediticios, los que también social y moralmente causa graves perjuicios, no tan solo a los acreedores, quienes haciendo uso del poder, nos han llevado a quienes no debemos, a pagar deudas que se nos han impuesto como fue el mentado FOBAPROA.

Es por esta razón señores legisladores, que les queda un pendiente muy urgente, el de instituir como delito grave el uso de recursos y procedimientos dilatorios que solo obstaculizan la conclusión de los juicios y  a esos gestores que medran dolosamente con la prestación de servicios seudo profesionales con muchos deudores criminales, porque dolosamente han dejado de cumplir con sus obligaciones.

            Es hora de que los profesionales del derecho y las organizaciones que agrupan a los abogados, establezcan en sus códigos de ética, medidas que sancionen rigurosamente el proceder inmoral de sus agremiados y someterlos a procedimientos que puedan establecerse, atendiendo a la gravedad de la conducta, desde la cancelación de la cédula profesional que les impida el ejercicio de la profesión, hasta la denuncia penal ante la autoridad competente, con el único propósito de instaurar procedimientos judiciales que vengan a restablecer el orden jurídico, al que todos nos sometamos en el marco de la ley y de la justicia.

Mtro. Luis Octavio Cotero Bernal

locb15@hotmail.com

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "El que debe paga"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*