“Eco Trump”

“Eco Trump”

Me viene a la memoria aquel personaje de la televisión anti higiénico, anti ambientalista, que me parece que tenía significado diferente al de la imagen que le dio su creador, pues evidenciaba lo negativo del desaseo y lo indebido del ataque al medio ambiente.

También recuerdo, en el propósito de cuidar el medio ambiente, de la autoridad estatal, el SIAPA, por algún buen tiempo convocaba a cuidar el agua con un spot de radio y televisión en la que un niño convocaba al papá a cerrar la llave, porque había que cuidar el agua.

De lo anterior me nació la idea de llamar este articulo “eco Trump”, por la actitud tan negativa e injustificada del presidente del país vecino del norte, que se negó a suscribir el acuerdo que más de ciento ochenta países de todos los continentes suscribieron ante el indiscutible deterioro ecológico que vive el mundo, pues solo un necio no se da cuenta del cambio climático que ha sufrido la tierra durante los últimos años, que se ha agudizado de cincuenta años atrás, a la fecha y que, quien dice o habla del menoscabo ambiental son personas o instituciones con los más altos conocimientos de la ciencia en la materia y que entre otras cosas, han evidenciado el quebranto a la capa de ozono, a los iceberg, ante el evidente perforación de la capa y el deshielo indiscutible que ha incrementado los niveles de los océanos, que de no tomar las medidas precautorias protectoras del medio ambiente, en muy pocos años la vida será más breve de los hombres y de los animales, haciendo inhabitable este bendito y hermoso planeta.

Solamente un necio no puede entender la urgencia de la necesidad de proteger el medio ambiente del planeta, pues como ya se dijo hay una alteración incuestionable y grave al habiente que cada vez nos presenta enfermedades más complicadas, dolorosa, costosas y en cantidades muy elevadas, que han hecho que sea imposible para las autoridades el cubrir de manera eficaz y oportuna toda la demanda de atención que las sociedades reclaman a sus autoridades, está claro también que no obstante de ser el país del norte, uno de los mar ricos del mundo, también está de manifiesto, la gran cantidad de servicios médicos requeridos para la sociedad, que si eso permite una vida decorosa, tal vez no tendría nada de negativo, pero lo lamentable es lo doloroso y penoso que son los padecimientos, que hoy por hoy se sufren en lo físico y desde luego en lo emocional, que el mismo cambio climático conduce a las personas realizar actos contra sus semejantes de manera dramática y grave, privándolos de la vida y causándoles perjuicios evidentemente trágicos, que han hecho que la vida no sea lo más adecuada para el ser humano que hoy aspira a vivir más tiempo, pero desde luego, decorosamente.

Ojala la sociedad norteamericana en todos sus niveles se exprese y hagan que su gobernante se someta a los acuerdos pactados por el resto del mundo interesados en preservar un medio ambiente suficiente y adecuado, para que niños y grandes podamos tener por siempre una vida digna.

De ahí que, los gobiernos en sus tres niveles tienen que aplicarse en nuestro país a evitar la contaminación por todos los medios a su alcance, además de evitar los incendios forestales, programarnos la circulación en nuestros vehículos, señalándonos horarios para acudir a nuestras actividades, a los trabajadores, a los estudiantes y a los funcionarios, con lo que se evite la concentración de vehículos en circulación que generan demasiada contaminación y cuidar el consumo y el tratamiento de las aguas y desde luego la flora y la fauna que forman parte indiscutible del ecosistema y que estoy seguro que esto se puede lograr con tantita voluntad y disposición de los legislativos y ejecutivos del país, en la que se fijen las reglas y se apliquen por el personal altamente capacitado y por sobre todo en el marco de la más absoluta ética que den certeza a la observancia de las normas que regulen la actividad de las personas en beneficio del ambiente.

MTRO. LUIS OCTAVIO COTERO BERNAL

locb15@hotmail.com

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "“Eco Trump”"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*