SIEMPRE.

TORRE EIFFEL

POR: MIGUEL ÁNGEL LABASTIDA

(EL CANCILLER KISSINGER)

DESDE 1963, año en que fue asesinado el carismático John F. Kennedy, el Presidente número 35 de los Estados Unidos de Norteamérica, hecho ocurrido el viernes 22 de noviembre a las 12 del día con 15 minutos para ser sumamente exacto, escucho decir las mismas palabras a todos los aspirantes a Presidente de la República, (López Mateos, –ya era Presidente– Díaz Ordaz, Echeverría, López Portillo, De la Madrid, Salinas, Zedillo, Fox, Calderón, Peña) gobernador, alcaldes, diputados locales, federales y senadores. Para esa fecha, del 22 de noviembre de 1963, El CANCILLER Kissinger, o sea, yo Merengues, contaba con 12 años, 3 meses y 20 días. Nací el 2 de Agosto de 1951. Y digo que desde esa fecha, oigo decir a los aspirantes a todos los cargos arriba descritos, que acabarán con la pobreza, que habrá más y mejores empleos, con mejores salarios, que rescatarán, y/0 salvarán  a su estado, o municipio, que legislarán para que nos vaya mejor a todos, que no habrá corrupción, que abatirán los índices de esto y de lo otro, que llegó la hora del campo, que habrá más y mejor educación, que meterán a la cárcel a los corruptos, que les duele la pobreza, etcétera, etcétera. Y cada 3 y 6 años dicen lo mismo. Pero, la realidad es que todo es puro cuento. Los corruptos están desatados, la gente desempleada continúa, la educación vale para pura chingada, el campo está desolado, la educación está por los suelos. Es un lastre. Los salarios están por los suelos. Y la cruda realidad, es que la fauna política de todos los partidos, hombres y mujeres por igual, compiten entre sí a ver quién es más RATA. En 47 años que tengo como periodista, mismos que cumpliré el 12 de agosto próximo, si es que no me lleva la chingada antes, me da la razón de lo que digo y afirmo líneas arriba. Durante esas casi 5 décadas, he podido darme cuenta de gentuza que se mete a la política, y con su primer cargo, ya sea de elección popular o bien de tipo administrativo, en 3 años resuelve toda su vida. Pero, como siguen activos, logran amasar considerables fortunas como para asegurar a su familia hasta la octava generación. Tipos, y tipas, que se hacen de ranchos, residencias, autos de lujo, haciendas, gasolineras, hoteles, edificios comerciales y departamentales, empresas diversas, etcétera, etcétera. Tipos que dejan a sus viejas para hacerse de amantes jovencitas, bellas, esculturales y ensabanables. Aquí, en Nayarit, todo lo arriba descrito lo dijeron, en su momento, Francisco Gómez Reyes, Gilberto Flores Muñoz, Rogelio Flores Curiel, Emilio M. González, Celso Humberto Delgado, Rigoberto Ochoa Zaragoza, Antonio Echeverría, Ney González, Roberto Sandoval, así como a todos los que ellos mismos vencieron en sus respectivas contiendas electorales, y lo dicen actualmente los 8 aspirantes a Gobernar este hermoso jirón de mi patria mexicana. Y lo van a decir los 6, o 10 aspirantes dentro de 4 años. Así, pues, son las mismas palabras que escucha, cada 3 años, el autor de TORRE EIFFEL, desde que estaba chiquito. Puro bla, bla, bla, bla. Lo cierto es que la competencia está en ver quién es más bandido. …… ¡¡Viva la ROBOLUCIÓN Mexicana, Hijos de su Chingada Madre!!

Pero, después de todo, no todo está perdido en Tel Aviv.

TORRE EIFFEL

¡¡Putrefacción por Doquier!!

Las instituciones están podridas. Los 3 niveles de gobierno. Federal, Estatal y Municipal. Los 3 Poderes de la nación. Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Las universidades también. No hay remedio, no hay salida, es la Gran Tribulación. Aquí, en este Mi México-Lindo y Qué-Herido, todo mundo chinga. Todo mundo es rata. Todos son corruptos. Tenemos una clase política putrefacta. Los malditos políticos roban a sus anchas. Y nadie les dice ni les hacen nada. Absolutamente nada. Tan bandido es un simple lidercillo de colonia, como el mismísimo Presidente de la República. Como el serrucho; chingan de ida y chingan de venida. Y la gente, el pueblo, dice; vayan y chinguen a sus madres todos. Y todas. De todos los partidos. Hombres y mujeres. Y ya saben ustedes como es la gente. El pueblo. Un pueblo agraviado por tant@s hij@s de su chingada madre. ¡¡Tóma, Cabrón, Tú Ley Anticorrupción!!  …… ¡¡Dios Salve a la Reina….No Llores por Mí, Argentina!!

(Facebook: Miguel Ángel Labastida)  (Celular: 311 179 50 01)

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "SIEMPRE."

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*