JUSTICIA PRONTA.

JUSTICIA PRONTA

No por el hecho de que en la Constitución haya quedado asentado que la justicia debe ser pronta y expedita, esto va a suceder, creo que es motivo de analizarlo a ciencia y conciencia.

Si bien es cierto como ya quedo anotado, por disposición constitucional, la justicia en este país debe ser pronta y expedita y pareciera que tan solo es una obligación de los Órganos encargados de la procuración y administración de justicia, constituidos para tal efecto, lo que desde luego, quienes tienen esa sublime función de administrar justicia, tienen el deber de que esto se cumpla, haciendo que los trámites procesales se corran con toda oportunidad, pero creo que además, para cumplir con ese cometido, deben tener el cuidado, de que las partes en los procesos jurisdiccionales, además de ser llamados a juicio oportunamente, tienen el deber de que se cumpla el debido proceso por todos los actores, en principio evitando medidas dilatorias y sobre todo, no tolerar que las partes hagan gestiones o planteamientos dolosos, tendientes a prolongar los juicios indefinidamente.

No obstante como quedo asentado, de que la autoridad procesal debe vigilar y hacer que se cumpla el debido proceso, la ética profesional que cualquier jurisconsulto ostente y si no la ostenta debe de tenerla, su actuación debe ser eminentemente profesional y apartarse de toda conducta inmoral, que como ahora al parecer en la nueva Ley de Amparo, aunque de manera muy superficial, ya se establecieron medidas legales, administrativas, económicas y hasta penales, tanto para la autoridad jurisdiccional en esa materia, como para las partes, incluyendo a los postulantes que patrocinan a los que litigan en los conflictos, que tales medidas me parece urgente, pero con más eficacia, se instituyeran en todos los códigos procesales, para que además del esfuerzo que se ha venido haciendo con los medios alternos de solución de conflictos, para desahogar los órganos jurisdiccionales, medidas en las que se instituya sanciones igualmente pecuniarias, administrativas y hasta penales, para que todo aquel actuante en el proceso, que se conduzca de manera impropia se le castigue oportunamente y se abata la impunidad de aquellos actores que dolosamente realizan gestiones procesales que acaban con el tan llevado y traído principio constitucional y universal de la expedites y prontitud de la justicia.

Me parece urgente, que el foro de abogados actúen y propongan las suficientes reformas legales que hagan realidad la justicia pronta y expedita y que entre los mismos se creen códigos de ética que sancionen a los agremiados que se alejen de este principio, en su ejercicio profesional.

MTRO. LUIS OCTAVIO COTERO BERNAL.

Locb15@hotmail.com

 

 

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "JUSTICIA PRONTA."

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*