EDGAR

TORRE EIFFEL

POR: MIGUEL ÁNGEL LABASTIDA

(EL CANCILLER KISSINGER)

“TÚ eras Amigo de Veytia”???? Me preguntó alguien por allí. Y le contesté: No….no era Amigo de Veytia….Soy Amigo de Veytia, le dije tajantemente.  La amistad, quién la valora como tal, en su máxima expresión, no traiciona. Ni se niega. En nada me perjudica decir, en caso de ser necesario, que soy Amigo del ex Fiscal General de Justicia, del Estado Mexicano de Nayarit, caído en desgracia al ser detenido por las autoridades policíacas de Estados Unidos,  en San Diego, California, el lunes 2 de abril del presente año. Yo merengues, autor de la columna política TORRE EIFFEL, jamás negaré el grado de amistad que mantenía con el Licenciado Edgar Veytia, simple y sencillamente porque soy agradecido. A mí, en lo personal, jamás me hizo nada. Siempre me brindó un trato amable, cortés, educado,  y cuando me topaba con él, casi siempre en conferencias de prensa en la Fiscalía, se dirigía a mí con mucha atención al tiempo que me expresaba 3 y hasta 4 palabras, no más. Mismo trato que les daba a casi todos los periodistas, aunque las palabras fueran diferentes. Lo miraba poco. Jamás lo molestaba. Lo menos que podía lo miraba.  Ocasionalmente lo encontraba en otros lugares, porque a él no le gustaba asistir a ningún evento fuera de la Fiscalía, en donde se sentía seguro, dado el grado de dificultad que su cargo le confería. Recuerdo al ex Fiscal General de Justicia, el hombre que apoyó a muchísima gente. Lo mismo a grupos de deportistas que a amas de casa, campesinos, pescadores, hoteleros. Lo recuerdo también por los diversos servicios sociales que realizan sus agentes así como la participación de éstos, en desastres naturales. Lo recuerdo como un funcionario valiente, que le entraba a los chingadasos y vestido como RAMBO. Por lo menos,  3 días a la semana, después de las 11 de la noche, hasta muy de madrugada, recorría la ciudad y sus alrededores persiguiendo a malandrines. Recuerdo al ex Fiscal Edgar Veytia, en su ambicioso programa de prevención al delito y en la procuración del mejoramiento de las tácticas policíacas de sus agentes, para estar más y mejor preparados para servir a la sociedad. Su situación es difícil, debo reconocerlo. Pero, si él regresara a este hermoso jirón de mi patria mexicana llamado Nayarit, o a cualquier lugar del país, y me pidiera ir a verlo, lo haría con muchísimo gusto. Y aclaro, somos, en Nayarit, por lo menos 400 periodistas. Y de entre un círculo de 40, quizá yo, El Canciller Kissinger, sería, entre sus afectos, el número 40. Aunque no falta quienes me dicen, que yo era, por lo menos, uno de los 10 periodistas que él más apreciaba. Y nunca me aproveché de esa amistad.  De todo lo que se dice de él, en lo personal nada me consta. Conmigo, repito, fue cordial, cortés, amable, educado, y atento. Eso demuestra que después de todo, no todo está perdido en Tel Aviv.

TORRE EIFFEL

¡¡Tepic…. Qué Asco!!

Conozco, por lo menos, 150 ciudades de esta, Mi Patria Mexicana,  de entre los 40 mil habitantes, hasta los 24 millones. En la mitad de ellas, la verdad que me he quedado impresionado de sus bellezas naturales, urbanas y arquitectónicas, pero sobre todo por su limpieza. Vivo en Tepic, Capital del Estado Mexicano de Nayarit, desde hace 8 años. Y, debo confesar, que desde el primer día que llegué aquí, me da asco tanta basura por todos los rincones. Incluyendo, su centro histórico, que es una mierda. Las autoridades valen para pura chingada. Los alcaldes se preocupan más por promocionar sus imágenes políticas para convertirse en Gobernadores, que por mantener limpia la ciudad. Todo es un asco. Un muladar. Una asquerosidad. Si el centro histórico está como para llorar, el resto no es la excepción. …… ¡¡ Viva la ROBOLUCIÓN Mexicana, Hijos de su Chingada Madre!!

(Facebook: Miguel Ángel Labastida) (Celular: 311 179 50 01)

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "EDGAR"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*