Gracias y aplausos.

Gracias y aplausos

Primero la gratitud a quien evidentemente es un enajenado, al que la riqueza lo embrutece y el poder lo enloquece, gracias Trump, pues lograste con tu demencia, tu ignorancia, tu brutalidad irracionalidad y fascismo, que el pueblo de México se solidarizara en defensa de la patria, del honor y de la dignidad.

De verdad amigo lector que en estos días me he visto emocionado de ver la solidaridad que hemos alcanzado los mexicanos, políticos y no políticos, frente a las agresiones irracionales e injustas de un ser soberbio y arrogante, quien no tuvo la intención de tal fin, pero que los mexicanos lo encontramos orgullosamente para reencontrar el camino de nuestra patria.

Quienes tenemos la oportunidad de servir desde cualquier cargo público, en principio tenemos que solidarizarnos con la actitud del gobernador del estado, que al margen de las opiniones negativas que no han de faltar, ha demostrado un alto sentido de solidaridad con los jaliscienses y es por esa razón, que quienes colaboramos con él, debemos sumarnos de cuerpo entero, desde el más modesto empleado del municipio y no regatear el tiempo y el esfuerzo, por el contrario vamos optimizando nuestra capacidad, nuestro talento, nuestra eficiencia, nuestra eficacia y hoy por hoy, también la honestidad a la que nos ha convocado, que es la misma que todos debemos de observar en el ejercicio de nuestras atribuciones y en cualquier labor que desempeñemos.

Toda la sociedad en general tenemos la obligación de conducirnos en el marco de la dignidad, la probidad, el respeto, la honestidad, la responsabilidad, el amor a la patria y el valor civil para denunciar a todo aquel que haga uso indebido del servicio público y que propicie la dádiva, que delate los asuntos, que dispendie los recursos, esta última una acción de las más comunes, la prepotencia y la arrogancia, no obstante de ser un empleado que recibe su salario de aquel a quien está obligado a servirle y atenderle eficiente, oportunamente y comedidamente, esto nos hará una sociedad y el país que tanto anhelamos, encontraremos la paz, someteremos a la delincuencia; tanto a la común como a la oficial, que sin duda, pero a la sombra del cargo participa en ese supra gobierno ilícito que ha invadido el país.

Otra vez gracias Trump, porque con tu conducta has hecho que las mafias que capitanean los partidos políticos se hayan volcado en solidaridad y a favor de los intereses de la nación, sumándose al presidente de la república en la empresa que tiene de defender al estado mexicano, su soberanía, su territorio, su honor, su dignidad y por sobre todo al pueblo, a quien dentro del marco de nuestra carta magna se obligó a su entrega íntegra en el servicio de la nación.

Tales circunstancias propiciadas por el loco del país del norte, también conllevan a que la patria se fortalezca y se logren sus propósitos, es ineludible que en el seno familiar y vecinal retomemos los valores, los que en suma hacen montañas, a través de los cuales restablezcamos el respeto de padres a hijos y de hijos a padres, entre vecinos y amigos y así lograr la tranquilidad, el respeto, la grandeza de nuestro pueblo, pues no debemos mendingársela a nadie, sino todo lo contrario, defenderla, asumirla y exigirla en todos sus términos para que encontremos la fraternidad que debe de imperar en cada uno de nosotros que tanto se ha ausentado, pues ni a los vecinos de al lado conocemos ni nos conocen, vamos restableciendo además la armonía, la hospitalidad, la fraternidad y la solidaridad entre cada uno de nosotros los que habitamos este bendito suelo.

Mtro. Luis Octavio Cotero Bernal

locb15@hotmail.com

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "Gracias y aplausos."

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*