También beneficia la austeridad

En estos tiempos donde todos tenemos que dar lo mejor de sí, pero principalmente  aquellos que tenemos el honor de prestar un servicio público, al que accedemos por gusto o por necesidad, pero de manera voluntaria y espontánea y sin  dejar de reconocer la inequidad que hay en algunas áreas del servicio público respecto a los salarios, con relación a la calidad y la cantidad de los servicios que son solicitados y se tienen que prestar de manera oportuna, eficaz, eficiente y honesta, que es como deben realizarse  al interior del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

            Amigo lector, hoy quise volver a tocar el tema con relación a esta institución de Ciencias Forense, partiendo no solo de mi responsabilidad, sino por el propósito legal por el que fue creada, ya que es una institución mucho más allá  de lo que cotidianamente se ve, a través de los medios, como lo es el de levantar cuerpos, resultado de algún ilícito. Nuestra función es dar en lo posible y de manera oportuna, una luz  a quienes tienen la  suprema función de procurar y administrar justicia, pues nada es más delicado que el acusar a un semejante correctamente y administrarle justicia sabiamente y Ciencias Forenses en esa quehacer cotidiano tan basto en todas las materias del derecho tiene que dar lo mejor de sí en todas las especialidades para orientar al procurador y al juzgador en esa sublime función de procurar y administrar justicia.

            Me quise referir a la austeridad en esta ocasión, además, porque las circunstancias económicas del estado y del país, obligan a ser más eficientes, más dispuestos, más capaces, más oportunos y el que no, tendrá que irse para que en su lugar venga otro que sí lo quiere hacer.

Este gobierno que se ha empeñado en que los órganos de justicia y sus auxiliares  demos lo mejor de sí y no regateemos el esfuerzo y la dedicación, la oportunidad, la cortesía, la sensibilidad y desde luego, la más alta calidad,  sobre todo aquellos que tenemos ese privilegio de estar en el servicio público, al que como ya lo expresé llegamos y estamos de manera voluntaria y en Ciencias Forenses estamos con gusto y a gusto y quien no lo está, tiene la libertad y el derecho de dejar el espacio, ya  que sobra quién busque ocuparlo, pero sobre todo el hacer las cosas con toda honestidad, que es uno de los valores fundamentales que hemos impuesto y que tanto el gobernador  como el secretario general de gobierno por todos los medios, nos están exigiendo tal actitud.

            Insisto en la conveniencia de la austeridad, porque nos despierta la conciencia, la nobleza y el más alto sentido de responsabilidad para no escatimar nuestro tiempo, nuestro conocimiento, siempre en  aras de un buen servicio a la colectividad y desde luego que  no se está obligado a lo imposible, que lo que no hagamos por el tiempo o por los recursos hay que persistir en acceder a lo suficiente para salir adelante, pero mientras tanto vamos en Ciencias Forenses no con amenazas, sino con el gusto de servir, a realizar nuestro trabajo en los términos de lo que aquí se ha dicho.

Mtro. Luis Octavio Cotero Bernal

locb15@hotmail.com

 

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "También beneficia la austeridad"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*