Se llegó el día

El día dieciocho del mes en curso se venció el plazo para que todos los gobiernos de los estados de la República Mexicana y la misma Federación, implementaran el Nuevo Sistema Penal Acusatorio.

Desde luego tiene una muy noble intención, el de abatir el rezago judicial en esta materia que ahora permite que otros medios alternos de solución de conflictos, sirvan para terminar con el histórico rezago con el que vive nuestra patria en este tema particular del derecho, como lo es la materia penal.

Los gobiernos de la república y muy en particular, el del Estado de Jalisco, trabajaron a marchas forzadas para llegar a la fecha de vencimiento en las mejores condiciones materiales, humanas y físicas para generar con ello el estado de derecho de una sociedad organizada que tiene instituido un régimen tripartita de gobierno como es el de los mexicanos y que hoy, en este nuevo sistema se tiene el propósito de acabar con los vicios del presunto culpable, de la tortura, que son el lastre más severo que ha soportado este país.

Hoy, procuradores, administradores, coadyuvantes y demandantes del servicio de la procuración y administración de justicia, se encuentran con la gran problemática de hacer cumplir el propósito constitucional que desde el año dos mil ocho se estableció en nuestra máxima ley en el loable ánimo, que además de la expedites de la justicia, es el acabar con la confesión en materia penal. Que siempre se estuvo peleando por los inculpados y sus defensores por una justicia cierta, segura, pronta y expedita, que cumpliera con el capítulo fundamental de nuestra carta magna como lo son los derechos humanos, en busca de instituir en nuestro país un órgano de administración de justicia que abatiera con la instituida tortura que hacía delitos y delincuentes por todos los rincones de la patria a capricho de policías que se encargaba de arrancar las confesiones a los detenidos, obligándolos a suscribir semejante incriminación, pero sobre todo en materia federal, en donde muchos jueces carentes de valor laboral, siempre condenaron a un sin número de mexicanos que fueron víctimas de muchos elementos policiacos, en los que la sociedad fue su víctima.

Hoy el gobierno y la sociedad tienen el gran reto de hacer realidad este nuevo sistema que ha tenido un altísimo costo económico, que viene a generarnos eso que dijimos, la justicia pronta, cierta y expedita, pero a la que nos debemos de sumar el foro de abogados dedicados a la postulancia, a cumplir con el cometido que es y será, el de obligar al gobernante a hacerlo en estricto apego a la norma desde su ámbito de la procuración y administración de justicia y dejarse de especulaciones, que hoy por hoy los medios igualmente en ese principio de publicidad de los juicios, no deberán de incurrir en responsabilidad prejuzgando y condenando impunemente, rebasando a los órganos jurisdiccionales que fueron creados para tal efecto, ya que de no hacerlo así, seguirán administrando justicia sobre las rodillas y que el foro de abogados con sus conocimientos obligados, tendrá que hacer de esto una realidad, no obstante, aquellos juicios del ignorante que condenan a quien dice que es indebido resolver asuntos y sobre todo gozando de su libertad algunos de los inculpados, puesto entre otras cosas la función del postulante es el hacer que la autoridad cumpla con la observancia de la norma al pretender exigirle al justiciable o reclamarle con su condena el haber violentado la ley, pues las reglas se establecieron para que uno y otro las cumplan y cuando no, tendrán consecuencias todos sus actos indebidos.

Mtro. Luis Octavio Cotero Bernal

locb15@hotmail.com

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "Se llegó el día"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*