A los diputados

A los diputados

Señores diputados, ante la gran responsabilidad que les genera su investidura de ser los representantes populares, me parece que es urgente y muy necesario el que hagan acopio de todos sus conocimientos y  medios a su alcance, los cuales les permitan analizar a ciencia y a conciencia la realidad de nuestra sociedad.

Me parece indispensable que tomen tal actitud ustedes los representantes populares, hoy por hoy que la delincuencia alcanzó, a mi juicio de una manera absurda e injustificada el reconocimiento tal de organización, cuando ese poder que ustedes integran así lo estableció en la ley federal y local, no obstante de tener la autoridad, el poder, la ley y la fuerza para someterlos.

Insisto en el estudio sociológico de nuestra sociedad, toda vez que es realmente necesario se analice la crueldad con que actualmente se cometen todo tipo de delitos al grado tal de decapitar y descuartizar cuerpos, los cuales se atreven a diseminar por varias partes del país, que pareciera ya común encontrarlos embolsados algunas veces completos,  pero en otras ocasiones se localizan en diferentes partes del país.

Es igual de importante se haga la interpretación adecuada de los derechos humanos, no obstante que hoy se han acercado hasta a los animales dentro del Código Penal de Jalisco

No quiero sugerir ni opinar lo que para mí sería  conveniente establecer en nuestra legislación, considero que este tema se debe de abordar con la mayor responsabilidad, pero sobre todo ustedes los diputados por el tan honroso cargo que ostentan y que deben de cumplir a cabalidad, además de ponderar en ese estudio, el actuar de la autoridad y la condición legal en que se le permite despeñarse para abatir y combatir el alto índice de delincuencia, pero sobre todo la crueldad con que esta delinque por todos los rincones de la patria y desafortunadamente con un alto índice de impunidad.

También es urgente que las asociaciones de abogados y profesionistas en general, así como se han logrado avances, si es que lo son, al modificar el contrato civil del matrimonio y otras figuras jurídicas, participemos y nos sumemos a la empresa del gobierno para abatir, combatir y desaparecer a la organización criminal que lacera a todos los mexicanos, porque esto no es responsabilidad de unos nada más, sino de todos los que conformamos a la sociedad mexicana.

Compañeros abogados, vamos dejando el confort de la cobardía, de la irresponsabilidad, de la egolatría, de la vanidad, de la envidia y de la pereza, vamos haciendo y diciendo lo que la moral de nuestra profesión  ordena.

Mtro. Luis Octavio Cotero Bernal

Locb15@hotmail.com

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "A los diputados"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*