Lo dramático de nuestro trabajo

Quienes laboramos en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses y desde luego usted amigo lector lo va a  entender, que áreas como la de criminalística, psicología, medicina legal, explosivos, balística y demás áreas que integran esta noble institución, requieren de un tratamiento especial.

Como lo expresé la semana pasada, en distintas ocasiones el gobernador, a todos los diferentes directores que integramos el gobierno del estado nos ha exigido un trato respetuoso, digno y oportuno  para todo el personal que  trabaja en instituciones como esta,  personal que por las actividades propias del servicio y por efecto natural de las cuestiones dramáticas que se tienen que atender, requieren de una atención constante y de calidad, de tal manera que reciban terapias como ya lo comenté, necesarias  y oportunas, las que les permitan mantener un estatus emocional adecuado para ellos mismos y para sus familias, acorde al servicio que prestan a esta institución, el cual  contribuye de manera sustancial a la administración y procuración de justicia.

Por todas estas razones se ha contratado a psicólogos y psiquiatras, quienes a partir de la siguiente semana comenzarán con las entrevistas al personal y a será acorde a los resultados que se atenderá en lo particular a aquel compañero que requiera una atención particularizada con el único objeto de contribuir a restablecerle su estatus emocional.

El tema que hoy trato me pareció muy importante abordarlo, porque estimo conveniente que usted que nos ve, se entere de que quienes les servimos utilizando los recursos que derivan de sus impuestos, logremos que el servicio que se brinda por así requerirse, hoy por hoy en el Nuevo Sistema de Justicia Penal, además de hacerlo de manera oportuna, lo realicemos con la calidad y la eficacia, que este tema de la administración y procuración de justicia en cualquier sociedad conlleva y en Jalisco particularmente, estamos entregados en así hacerlo para procurar un mejor nivel y una mejor calidad de vida.

Mi reconocimiento a todos mis compañeros de trabajo quienes día con día están dispuestos a servir, enfrentando situaciones trágicas, dramáticas y dolorosas, las que al más insensible lo hacen experimentar emociones, las cuales se han logrado dominar y superar para el bien de todos.

Mtro. Luis Octavio Cotero Bernal

locb16@hotmail.com

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "Lo dramático de nuestro trabajo"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*