ATISBANDO EN LA BAHÍA — Bahía soporta un servicio de transporte público caro en perjuicio del pueblo, pero a favor de un pequeño grupo de permisionarios acaparadores y voraces. —

ATISBANDO EN LA BAHÍA

  • Bahía soporta un servicio de transporte público caro en perjuicio del pueblo, pero a favor de un pequeño grupo de permisionarios acaparadores y voraces.

Por: Roberto Cervantes Flores

Foto: Tomada de Noticias PV

No tener vehículo particular en el municipio de Bahía de Banderas, realmente es muy costoso. Y es que en este lugar el transporte público es excesivamente caro, lo que favorece solo a un grupúsculo de permisionarios acaparadores.

El problema principal radica en que los gobiernos estatales no se han medido al momento de autorizar nuevos permisos de taxis, es por ello que ante la gran cantidad de unidades del servicio público tanto los permisionarios como los choferes se ven obligados a subir el precio de la tarifa, toda vez que el chofer tiene que sacar para la renta del patrón y para llevar a su familia.

Otro de los grandes problemas reside en que los permisos han sido acaparados por unos cuantos líderes transportistas que tienen verdaderos lotes de taxis, lo que les proporciona gran cantidad de dinero todos los días, sin necesidad de mover un solo dedo.

Se supone, que los permisos de taxis se debieran otorgar no solamente en base a la necesidad social, sino también por escalafón, esto quiere decir que, luego de 15 o 20 años de trabajar de chofer, el trabajador se hace acreedor a un permiso convirtiéndose en su propio patrón.

Deducimos pues, que los gobiernos estatales no han tenido el cuidado, mucho menos la responsabilidad de entregar los permisos a quienes los merecen, pues los han regalado, aparte de a compadres, amigos y queridas, a los líderes sindicales que en lugar de hacerlos llegar a los trabajadores o choferes, mejor los venden al mejor postor o simplemente se quedan con ellos.

Los permisos por ende, se quedan en manos de unos cuantos quienes contratan choferes, cuando realmente no deberían ser ellos los dueños de esos permisos, por eso es precisamente que el negocio de taxi no es costeable y tienen que elevar la tarifa en perjuicio de la ciudadanía. Es importante destacar que cobrar una tarifa cara no sería necesario si no hubiera tantos permisos.

Y es que si los permisos se entregaran a los choferes entonces no habría tantas unidades y les sería más costeable en lugar de andar peleando el pasaje y poniendo en riesgo la seguridad de las personas.

Los que saben dicen que en la elección de gobernador Bahía de Banderas fue determinante para que Roberto Sandoval tuviera una victoria holgada, pues aquí la mayoría de la gente votó por el PRI en la elección del 2011.

El mandatario estatal ha dado muestras de agradecimiento al traer aquí obras, así como apoyar a un presidente municipal que sin ese respaldo, no haría nada y su trabajo sería más que gris.

En este contexto de ideas, el gobernador ayudaría mucho más a la gente si soluciona el problema del transporte público en Bahía y resto de la entidad tan solo exigiéndole a la Comisión Técnica del Transporte que se aplique correctamente o bien, mandando una iniciativa de ley que permita revocar los permisos de aquellos acaparadores que tienen más de 2, pues hay quienes tienen 20 0 30, eso, mis tres lectores, es una burla al mismo gobierno.

Entre los trabajadores de taxis colectivos en Bahía de Banderas se comenta insistentemente que quienes tienen más permisos son los propios funcionarios del gobierno del estado…

Grilla Política:

Por ejemplo en Bahía de Banderas quienes son los acaparadores? Gracias por tus comentarios.

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "ATISBANDO EN LA BAHÍA — Bahía soporta un servicio de transporte público caro en perjuicio del pueblo, pero a favor de un pequeño grupo de permisionarios acaparadores y voraces. —"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*