La Corte y la marihuana

La Corte y la marihuana

El tema de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en estos días, es la legalización de la marihuana en nuestro país, que por x razón la semana pasada no se resolvió el tema y pareciera que esta semana sí se van a sentar a analizarlo.

En nuestro país todo mundo sabemos quienes se dedican al narcotráfico en todas sus modalidades y desde luego la misma autoridad, por lo que resulta inexplicable el por qué nuestras autoridades se han dilatado en resolver en particular el tema de la marihuana, el cual aquí en nuestro Estado, uno de los diputados recién salidos y hoy líder sindical, luchó hasta el cansancio, porque se legalizara tal estupefaciente con fines recreativos al margen del uso que ya de por sí se da en la sociedad como ungüento que desde nuestros ancestros lo utilizaban para los problemas reumatoides y de artritis.

Desde luego que la legalización de la marihuana no es el hecho que cada quién y donde lo deseé establezca su negocio como si fuera una licorería o un restaurante bar, si no que desde luego tendrá que haber un reglamento en la distribución y venta, pero sobre todo en el tratamiento y manejo de esta  por parte de los consumidores, toda vez de que al permitirse la venta y  hasta la producción personal, deberá de tener una pena alta y considerarse como grave la incitación al consumo y muy en particular a menores de edad, la venta  sin ningún control, debiéndose establecer reglas muy claras sobre todo para los adictos.

Es tiempo de que la Suprema Corte y el resto de las autoridades atiendan con urgencia y responsabilidad absoluta la problemática que genera el mercado negro de los estupefacientes, porque no deben cerrar los ojos al hecho de que en lo particular se castigue la compra, venta y tráfico de marihuana, pues es innegable que esto contribuye a los enfrentamientos crueles y sanguinarios entre quienes buscan posesionarse  de los mercados de consumo e  incurren en homicidios con una facilidad indecible, lo que ha generado en la sociedad, aunque cada día más insensible, un estado de alerta  en el mismo círculo en el que se desenvuelven, porque en la cuadra donde viven más de algún vecino se dedica al narcomenudeo y  muchas de las veces con la complacencia de la policía municipal y otras tantas veces, ellos mismos son los que se encargan de poner en el entorno de quien quieren perjudicar droga o armas para hundirlo en la prisión.

Es claro que el mercado negro propicia los conflictos en el control de la venta y distribución de la marihuana y otros estupefacientes a los que en otra ocasión me referiré y que poco se atienden, como lo viene a ser la distribución y venta de inhalantes, los cuales secan y desecan el cerebro de nuestros niños y jóvenes.

Estimo que los ministros deben de dejarse de puritanismos y asumir su responsabilidad social atendiendo las circunstancias de la problemática en mérito.

Mtro. Luis Octavio Cotero Bernal

locb15@hotmail.com

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "La Corte y la marihuana"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*