¡¡¡ Ya no un senado valemadrista !!!

30404050. México, D.F.- Parlamentarios del G-20, asistieron a una sesión solemne en el Senado de la República. NOTIMEX/FOTO/JOSE LUIS SALMERON/JLS/POL/

Ya no un senado valemadrista

Usted dispense la expresión, pero si tiene una mejor me la envía a mi correo, el cual está escrito dentro del presente artículo. Sólo es la desesperación por la indiferencia de semejantes personajes que de acuerdo al pacto de la república nacieron para representar a los Estados y que desafortunadamente se ha desvirtuado con la representación proporcional de una tercera parte de quienes integran lo que debería de ser una sobria, seria, respetable, digna, presumible institución de uno de los poderes de la república.

Mi idea que expreso en esta ocasión obedece a los antecedentes del senado de la república al designar contrariamente a lo antes dicho; es decir, hombres dignos, legalmente acreedores, moralmente merecedores, capazmente reconocidos por el Foro nacional como Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Señores senadores, no represento al Foro Nacional, pero sí orgullosamente formo parte de él y aunque han hecho lo que ya dejé asentado, jamás lo he consentido en mi condición soberana de ciudadano en pleno ejercicio de mis derechos y obligaciones como lo es el luchar, exigir que el estado de derecho prevalezca por sobre el populismo, la grilla, que no conozca la política los intereses de los grupos en el poder, de las mafias de los partidos sino todo lo contrario, que impere en la designación de los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación el amor a la patria, su alto sentido de responsabilidad, de representación de los Estados de la República y muy en particular en los senadores, abogados que hagan hasta lo imposible para que los electos sean hombres con el perfil idóneo para que rescaten la desgastada imagen de tan  fundamental y trascedente poder que de funcionar adecuadamente, logran hacer grandes pueblos con pleno desarrollo en lo social, en lo individual, en lo familiar, en lo municipal, en lo estatal y en la nación.

No pretendo inmolarme por mí, por los míos,  por mis compañeros de profesión, por la misma institución, por la patria, por mi Estado, por mi localidad, pero una vez más no quiero formar parte de los perfectos cobardes que callan, que critican, que reniegan de tal situación, pero creo que del espíritu quijotesco en los abogados bien formados y nacidos, tenemos la convicción y la obligación en la academia o en cualquier medio de comunicación a nuestro alcance, de manifestar nuestro desacuerdo con lo indebido, con lo que hagan quienes tienen la confianza de la sociedad a la que un día protestaron cumplir y hacer cumplir la Constitución y todas las leyes que de ella emanen con el indiscutible fin de hacer una patria ordenada, armónica, progresista, exitosa, digna, envidiable y grande por todas las aristas que se pueda ver.

Señores senadores, si no quieren voltear a ver a las organizaciones de abogados que existimos en el país como jamás lo han hecho, sería bueno lo intentaran, pero si no lo consideran conveniente, acudan a las academias de las universidades más prestigiadas del país y consulten quiénes serían unos hombres idóneos para ser Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ¡ya basta!

 

Mtro.  Luis Octavio Cotero Bernal

locb15@hotmail.com

Acerca del autor

Jorge Vargas

El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "¡¡¡ Ya no un senado valemadrista !!!"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*