La naturaleza y sus normas – Por: Luis Octavio Cotero Bernal –

La naturaleza y sus normas

Sin que quiera parecer y mucho menos ser homofóbico y desde luego tampoco beato, pues respeto los argumentos y razones expuestas por el episcopado mexicano en oponerse al criterio de la corte en el sentido de que todas las legislaciones de los Estados, deben homogenizarse y se establezca en todas ellas la institución del matrimonio entre hombre con hombre y mujer con mujer.

Como es bien sabido,  en los animales, las plantas así como en las personas, está definido el sexo de cada uno de los seres vivos, que percibo es la razón más poderosa y sabia para respetar y preservar a la familia y que si bien es cierto, en todos los tiempos se han dado las preferencias sexuales del mismo género, según la historia de la humanidad.

Es por eso que me parece irracional e injustificada, la determinación de la Suprema Corte y estoy consciente de que es una institución totalmente alejada, lamentablemente de lo que dice que todos debemos de hacer como lo es, el respetar la legislación vigente, que atendiendo a su naturaleza, debe de ser conforme a la letra y en su caso conforme a los principios generales del derecho y la jurisprudencia ya que además de sustituir de una  manera cantinflesca, injerta y penosa, atendiendo al interés político y alejándose de la justicia una vez más con ese criterio nos evidencia a todos los mexicanos como una sociedad que no acepta el estado de derecho que como lo reitero una vez más, es el único medio de crecer en todos los aspectos en nuestra sociedad.

Igualmente guardando el respeto al Episcopado Mexicano, creo que la Suprema Corte ese principio constitucional inalienable debe situarlo en los principios universales como lo es, el derecho natural, que al involucrarse en una situación respecto a el apareamiento, la convivencia, la reproducción, el desarrollo y la evolución de la sociedad lo han erguido las leyes naturales y me parece innecesario, contradictorio y absurdo el estar inmersos en una situación que creo se puede superar defendiendo los derechos humanos y patrimoniales de las personas, estableciéndose reglas o normas que garanticen el derecho a la personalidad como ya existe, al patrimonio, al desarrollo y a la convivencia social sin contravenir me parece, al derecho natural que se ha definido o se define de una forma lógica, sabia, certera y oportuna y sin trastocar o afectar de modo alguno las afinidades o tendencias de cualquier género, en particular del ser humano que creo que todos estamos obligados a respetar, tanto el de las preferencias del mismo sexo como las heterosexuales que no requieren de una declaración particular en la norma o en la naturaleza que ha hecho posible el desarrollo de la humanidad.

 

Mtro. Luis Octavio Cotero Bernal

locb15@hotmail.com

Acerca del autor

Jorge Vargas
El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

Se el primero el comentar. en "La naturaleza y sus normas – Por: Luis Octavio Cotero Bernal –"

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*