“Si fueron y gozaron” [ Por Luis Octavio Cotero Bernal ]

Sí fueron y gozaron

Por si usted tenía alguna duda de que en derechos humanos no gozaban y se divertían con sus impuestos, estese tranquilo, porque más de quinientas personas de todo el país fueron convocadas a disfrutar de los manjares que la semana pasada le comentaba se servirían en la celebración del nacimiento del mayor cómplice nacional de la violación a los derechos humanos que goza de total simpatía de todas las instituciones que todos los días atentan contra ellos en agravio de la sociedad y que desde luego la mayoría atendieron la invitación a ese poblado tan bonito de Jalisco como lo vienen a ser la Hierbabuena municipio de Mascota; disfrutaron por largas horas consumiendo sendas viandas y caldos etílicos, los cuales les permitieron soportar la débil inclemencia del clima, sin olvidar la fina y cara música que amenizó tan concurrido evento, así que quédese tranquilo amigo lector, pues sus impuestos se disfrutan plenamente.

Si usted pensaba que por el artículo de la semana pasada, el festejado y los corifeos que se ha creado a su alrededor para que le aplaudan y celebren lo que al resto de la población le pesa, gastando tan altas cantidades de dinero de manera inútil, despilfarrándolo tanto en eventos sociales como al que me he venido refiriendo, iban a tener algún recato; pues no, por el contrario se apresuraron a invitar a los presidentitos de otras comisiones estatales de derechos humanos quienes parecen epidemia, porque no se nota diferencia alguna ni en Guerrero, ni en Michoacán, ni en Oaxaca, ni en Nayarit, ni en Tamaulipas, etc. etc. Por si usted no lo sabía la Comisión Estatal de Derechos Humanos es la segunda pista aérea, ya que la primera pista lo es el Congreso del Estado, pues ahí cobran los parientes, los amigos y demás de la gran mayoría de los diputados de esta legislatura y de dos o tres más atrás. ¡Que viva la burocracia y que no se acabe! mientras la sociedad aguante.

Esto lo comento, porque me parece una severa irresponsabilidad el que federaciones y organizaciones de abogados que se han constituido en torno a la Comisión Estatal de Derechos Humanos sean utilizadas en comparsa, legitimando una infame actuación de alguien de nuestro gremio a quien impulsamos con la obligación de que respondiera al cargo que se le confería y que en las asambleas de colegios, así se comprometió; sin embargo, no ha hecho otra cosa que traicionar a la sociedad que lo nombró y acrecentar la división entre los abogados no tan solo en el Estado, sino a nivel nacional pagándose una confederación que le sirve y que se hizo a modo en Chihuahua; en Sinaloa, abriendo una gran zanja en el gremio y únicamente sirviéndose en beneficio personal, el que le ha permitido semejantes eventos sociales, como el alcanzar una residencia en un fraccionamiento de los más lujosos de la zona metropolitana de Guadalajara.

Hasta cuándo pondremos un hasta aquí a semejantes latrocinios públicos y dejar de seguir siendo cómplices de ellos.

Mtro. Luis Octavio Cotero Bernal

locb15@hotmail.com

Acerca del autor

Jorge Vargas

El Lic. Jorge Javier Vargas Lopez

2 Comentarios en"“Si fueron y gozaron” [ Por Luis Octavio Cotero Bernal ]"

  1. They just use the Blu-Ray discs and that’s a major reason why
    PS3 games cannot be easily copied. The coming of Dish Network portals has
    reduced the expense of satellite TV channels greatly. A variety of musicians
    have been not able to sustain themselves thereby they have opted to doing other ventures of the side.

  2. Now that’s all fine and dandy whether it target cyber criminals, hackers, and true thieves.
    Same method as above only you post music, download software called “supermp3download” (still
    find it on torrent sites) and download music
    that other people are searching for, in case you are familiar with
    google alert you may set up a contact alert when someone seeks
    music. From the list, discover the registry entry that is certainly linked for the Trojan virus files.

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.


*